• Marcel Hendrickx

8 principales beneficios de embotellar tu propia agua

Cada vez que hablamos con hoteles y restaurantes sobre el embotellado de su propia agua, las dos objeciones más frecuentes son que los clientes pueden no estar seguros del sabor, la calidad o la higiene del agua y que la empresa perderá una importante fuente de ingresos. Dependiendo de las circunstancias del negocio, ninguna de estas debe ser una preocupación.


No todas las empresas venden agua embotellada a sus clientes, los hoteles en particular pueden proporcionar agua embotellada sin cargo a la llegada en las habitaciones, las botellas pueden incluso reemplazarse sin cargo durante la estancia del cliente y ofrecerse como parte de un servicio todo incluido. Cuando este sea el caso, las empresas pueden ver rápidamente un retorno de la inversión al no tener que seguir comprando agua embotellada para cumplir con estos requisitos.


En la mayoría de los países del entorno euro es ilegal cobrar por el agua del grifo, sin embargo, algunas marcas de agua ultra-purificada que funcionan con un sistema de filtraje propio, denominado como ultra-purificación de agua y, por lo tanto, con las garantías de ser un agua con identidad propia de igual o mejor calidad que las marcas de agua que encontramos en los supermercados. Claro esta, que cuando las empresas instalan sistemas como estos, se les permite cobrar por el agua.


Si es difícil comprender la lógica, recomendamos pensarlo de esta manera: muchas de las marcas de agua en las que confía, tienen tecnología de filtraje patentada que les permite lograr el mismo sabor y calidad sin importar la fuente original del agua. La diferencia es que las nuevas e innovadoras marcas de agua, como Vero Water, han creado su propia tecnología de filtraje patentado con un tamaño que le permite adaptarse fácilmente al área operativa de los hoteles y restaurantes sin alterar la operativa de los trabajadores.


Este enfoque brinda beneficios significativos que incluyen ahorros de costes, espacios consumos energéticos y beneficios ambientales, una reputación positiva y, cuando es necesario, permite que su empresa mantenga su flujo de ingresos.


Hemos destacado nuestros 8 principales beneficios de embotellar su propia agua in situ con Vero Water (sin ningún orden en particular) aquí:


Eliminar las botellas de plástico de un solo uso


Se estima que la población mundial consume alrededor de 1 million de botellas de plástico cada minuto y, aunque estas botellas están hechas de materiales que generalmente son fáciles de reciclar, solo el 9 % del plástico que se ha producido se ha reciclado en la práctica. Al servir agua purificada en botellas hechas de vidrio o de un plástico reutilizable, se puede eliminar por completo la necesidad de botellas de plástico de un solo uso.


Evitar las emisiones del transporte


Se utilizan cantidades significativas de combustibles fósiles para transportar mercancías por todo el planeta. El agua embotellada debe transportarse desde la planta embotelladora hasta el cliente y, según el material, las botellas de plástico se transportarán a los centros de gestión de residuos y las botellas de vidrio se pueden devolver al proveedor para que las rellenen. Las botellas de vidrio evitan la contaminación plástica, pero son más pesadas y su constante ir y venir entre el cliente y el proveedor genera emisiones innecesarias de gases de efecto invernadero.


Mantener un flujo de ingresos


Como hemos destacado antes, el agua ultra-purificada de Vero Water sí se puede vender a los clientes. El precio de venta al público puede ser decidido por el hotel o el restaurante, aunque la compañia generalmente sugerirá lo que cree que es un precio de venta al público justo dependiendo de su propio posicionamiento dentro del mercado del agua embotellada.


Ahorre espacio y evite los equipos de frio



Se puede servir el agua fría con y sin gas a pedido y directamente desde la máquina, lo que significa que no se requiere refrigeración adicional, y a su vez ahorra costes y emisiones. En empresas con una alta rotación, puede ser conveniente llenar las botellas antes de un servicio de comidas y refrigerarlas. Tenga en cuenta que el agua con gas no debe llenarse más de 4 horas antes de su uso previsto. Se puede evitar el almacenamiento de grandes volúmenes de agua embotellada o botellas vacías que ocupan espacio hasta devolverlas al proveedor o que las recoga una empresa de gestión de residuos.



Fácil para el personal



Al principio, el personal puede estar preocupado de que embotellar el agua lleve mucho tiempo; sin embargo, los hoteles y restaurantes que trabajan con el sistema suelen descubrir que ahorran tiempo. Mientras que antes el personal necesitaba ir a buscar agua embotellada al almacén, desempacarla y cargarla en los refrigeradores, esto ya no es necesario. La mayoría de los sistemas de relleno entregan agua rápidamente, tomando solo unos segundos para llenar una botella, y probablemente el mismo tiempo que tomaría sacar una botella del refrigerador.

Algunos hoteles logran eficiencias de tiempo al involucrar a los equipos nocturnos en el llenado de las botellas (aunque esto puede requerir una refrigeración posterior para mantener el agua fresca antes del servicio). Del mismo modo, el equipo nocturno puede asumir la responsabilidad de garantizar que las botellas se coloquen en los lavavajillas, se sequen y se almacenen listas para el día siguiente.

Si anteriormente se utilizaban botellas de plástico, también se ahorra tiempo al no tener que recogerlas y separarlas para la recogida selectiva.



Ahorros de costes



Cuando el agua se proporciona de forma gratuita a los clientes, se generan ahorros de costes al no tener que comprar agua embotellada y, en el caso de que se utilicen botellas de plástico anteriormente, también se deberían generar ahorros de costes al no tener que pagar la recogida de los plásticos del local. Es importante tener en cuenta que no es probable que las empresas que sirven menos de 24 botellas de agua por día ahorren costes; sin embargo, seguirán disfrutando de los beneficios ambientales y de reputación asociados con el cambio.



Confianza del cliente


En nuestra experiencia es cierto que hay mayor confianza del cliente en una 'marca' de agua que en una botella que lleva el nombre del establecimiento donde se sirve. Es poco probable que las empresas de filtración cuyo modelo de negocio se centre más en ser una marca de agua permitan que las empresas utilicen sus propios logotipos en las botellas por este mismo motivo, aunque la 'marca compartida' puede ser una opción.

Otra cosa importante es el riesgo de reputación si una botella abandonada con el logo del hotel o del restaurante resulta abandonada en la naturaleza. Es una mala imagen e incluso puede salir en prensa.


No tienes que dejar de trabajar con otras marcas de agua



El hecho de que embotelle su propia agua en el hotel o restaurante no significa que tenga que dejar de trabajar con otras marcas. Puede incluir el agua de Vero Water en el menú y fijarle el precio correspondiente. Esto es particularmente útil para los locales que trabajan con proveedores cuyas marcas de cerveza y agua están interrelacionadas. Dependiendo de cómo promueva el agua, los ahorros de costes y el retorno de la inversión pueden ser más rápidos o más lentos, pero lo que está claro es que no tiene por qué ser una situación de uno u otro. Algunos hoteles utilizan estrategias económicas como el denominado 'Decoy effect' en sus menus para orientar la elección mas sostenible a sus clientes.




0 visualizaciones0 comentarios